¡Festeja el año nuevo de manera diferente!

mariachis-en-df
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

¡Hola, morros llenos de sabiduría! ¿Qué tal su martes? Espero que mejor que excelente, el mío va bien, pero puede mejorar. Antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se arrepentirán.

 

Todos, o al menos de la mayoría, de los residentes en nuestro México bonito y querido estamos acostumbrado a festejar el año nuevo, en la casa de la abuelita o algún familiar. La celebración se trata de una cena, un intercambio de regalos, un brindis, comer 12 uvas y un abrazo a media noche. Aunque claro, cada familia esta tiene sus tradiciones, por ejemplo, la costumbre de mi parentela es salir con maletas y bolsas, a dar una vuelta por la calle; con la intención de tener un año lleno de viajes. A mí no me ha funcionado en los últimos dos años, sólo he ido de la Ciudad al Estado de México, en UBER.

 

Sin embargo, ¿por qué en vez de preocuparte por preparar la cena, limpiar al día siguiente y comer lo mismo durante una semana, o más, celebras el fin de este 2017 de manera diferente? ¿Qué tal un viaje o unos mariachis en df? Por eso te traigo tres ideas para terminar de manera diferente de iniciar el 2018.

 

 

  • Un viaje. Si quieres ir con toda tu familia, no es necesario que se vayan a la playa o algún lejano al que residen. Pueden buscar opciones cercanas al lugar en el que residen, para rentar una cabaña o acampar, o ir a unas aguas termales. ¿Por qué nos aferramos a que las celebraciones sean en el mismo lugar en el que estamos todo el tiempo?
  • Restaurante. Sino puedes viajar, tampoco es razón para que te quedes encerrado en la casa de la tía que sólo ves una vez al año. ¿Para qué preocuparte por preparar la cena y después arreglarte? Agarra a tu abuelita, a tus primos y toda tu estirpe, y llévalos a un restaurante. Que la única preocupación de todos sea verse coquetos.
  • Comida. Sin embargo, siempre cabe la posibilidad que tu familia se ponga rebelde y no quiera salir. Para esas situaciones lo mejor es que contrates alguien que haga la comida, música diferente como Mariachis Coyoacán y algún juego o atracción.

 

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *