¿Qué tienes que tener en cuenta para decorar tu mesa?

Todo mundo sabe poner la mesa para la hora de la comida, pero solo unas pocas personas se pueden destacar por saber elegir entre  un mantel o caminos de mesas, elegir la vajilla, elegir el color de los artículos que irán en una mesa, todo ello para crear la decoración perfecta que hará de tu velada o reunión algo muy especial y diferente.

Para que aprendas a cautivar a tus comensales no necesitas un diplomado en decoración, simplemente conocer los trucos de los expertos podrás montar tus mesas de maneras creativas y con los elementos adecuados.

Menos es más

La decoración de cualquier zona siempre genera entusiasmo en las personas y es puede ser una forma para romper el hielo y tener un tema de conversación en una zona donde no encuentras muchas caras conocidas. Si bien, en otros años la opulencia era el sello distintivo de la decoración, actualmente la tendencia se ha decantado por los pequeños detalles. Por ello, te recomendamos que elijas pequeños objetos decorativos que puedan hacer referencia a alguna estación o fecha determinada, según cuando se lleve a cabo de evento. Por ejemplo, poner una servilleta verde claro en primavera, o mantel azul marino con detalles en plata para la época navideña.

No te rompas la cabeza colocando piezas de la misma vajilla

Aunque es cierto que una vajilla de la misma serie le da una apariencia simétrica y minimalista a una mesa de banquete, también se puede lograr un buen efecto usando piezas de vajilla que no sean parte de la serie. Sumar piezas antiguas o especiales a la mesa pueden ser sutiles cambios que le dará un efecto contrastante a la imagen y un toque muy especial a tu mesa. Si estas piezas resultan ser una herencia o tienen un significado profundo, serán mucho más importantes o relevantes.

Ten cuidado con la comida 

A pesar de lo bien decorada que puedas dejar una mesa, si la comida es muy colorida o no tiene relación con el concepto que plantees en las mesas, el efecto visual que esta combinación cree podría perturbar la estética y armonía que quieres mantener en el área. Por ejemplo, si sabes que la comida será muy colorida, quizás lo mejor sea optar por colores neutros, para dar un acabado moderno y no tan recargado.

Si te esmeras en esta área, tu invitado sentirá que es bienvenido y tendrá un recuerdo agradable de ti como anfitrión.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Facebook Comments