Todo para la natación

 

Acabas de inscribirte a clases de natación y no sabes qué llevar, bueno, no te preocupes que para eso estoy yo. Comenzar a practicar la natación es una experiencia increíble e inolvidable, pues además de los múltiples beneficios que te proporciona su práctica, esa sensación de estar en el agua y sentirte como un pez libre es genial.

Aquí una pequeña lista de lo que ocuparás en tus clases:

Bolsa corte en vinil

Tener un bañador húmedo desperdigado por tu mochila puede ser desastroso. Sin embargo, puedes proteger la mochila, los objetos valiosos y la ropa seca con un objeto muy sencillo: una pequeña bolsa de plástico (o de cualquier otro material que sea resistente al agua) en la que meter el bañador y la toalla.

Una mochila

Una mochila espaciosa es una compra inteligente: permite transportar todos esos objetos imprescindibles de forma segura y cuidadosa. Nuestro consejo es que elijas una bolsa resistente al agua como las de Speedo, así no te preocuparás si tienes que dejar la mochila en un suelo mojado. Todas las mochilas para natación son impermeables y están disponibles en una gran variedad de formas y tamaños, para que puedas encontrar una que se ajuste a tu estilo.

Traje de baño cómodo y que te dé confianza

Para una mujer, un bañador atractivo y con estilo, que le dé confianza y la haga sentir cómoda, es el objeto más importante del kit. Tanto si es para una clase de natación como para alguna actividad con niños.

Goggles

Protegen tus ojos del cloro y son especialmente útiles para bucear desde aquellas diseñadas para principiantes hasta las que son perfectas para nadadores de élite. Todo depende de tus necesidades. Además, incorporan fantásticas tecnologías como el antivaho y el sistema Biofuse, que las hace muy cómodas.

Gorro de baño

Si quieres proteger tu pelo de los efectos del cloro, hazte con un gorro de baño. Los nuestros no escatiman en glamour (de hecho, puedes conseguirlos en una gran variedad de colores) y la gama abarca desde los gorros básicos, a los más vistosos y aquellos con una alta tecnología, diseñados para ofrecer un gran confort y duración.

Consejo: si de todos modos vas a lavar tu pelo después de la sesión… ¡No olvides el peine, el champú y el acondicionador!

Toalla y chanclas

Una toalla grande y suave es perfecta para secarte cuando salgas de la piscina, mientras que las chanclas o las sandalias te servirán para proteger tus pies y mantenerlos secos cuando andes por fuera de la piscina o por el vestuario.

 

Facebook Comments