Transfórmate en una princesa

acustic-sound
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

¡Hola, bebés de luz! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.  

 

Cuando fuimos niñas forzosamente conocimos a las princesas de Disney, nos gusten o no. En lo personal, yo crecí encantada con la Sirenita y Jazmín; pero en los últimos años amé Brave y Rapunzel. Sí tú como yo eres fan de alguna princesa, seguro te encantaría convertirte en algún momento en una de ellas.

 

Pues hoy te vengo a contar que completamente posible y no hay mejor momento para lograrlo que tus 15 años. Sólo necesitas creatividad, un lugar de renta de pistas iluminadas y muchas ganas. Por eso te voy a decir que van a necesitar.

 

 

  • Escoge una princesa. Si bien, te pueden gustar varias princesas, lo mejor es que escojas sólo una, para que organizar tu fiesta sea más sencillo.
  • Vestido. No compres un vestido ya confeccionado, ve con una persona que pueda hacerlo desde el principio. Cuando mi hermana menor cumplió años, lo único que tuvimos que llevarle a las personas, fueron fotos del estilo en que quería. Así que aparte de llevar imágenes de la princesa que quieres, busca más vestidos que te gusten.
  • Baile. Todas, o al menos la mayoría, de las princesas tiene un baile lleno de magia, en el que parece que brillan. Tú puedes conseguir una pista que brille cada vez que la pisas. Para adquirirla sólo necesitas contactarte con Acustic Sound, que tienen las mejores pistas iluminadas.
  • Coreografía. Cuando tienes tus 15 años es normal que tengas un vals y bailes modernos. Para las primeras melodías, que bailas con tu hermoso vestido de princesa, te recomiendo que escojas una de las canciones, en instrumental de tu película favorita.
  • Decoración. Siempre puedes mandar a imprimir servilletas, platos y demás cosas, con imágenes de tu princesa favorita. Sin embargo, a mí no me agrada tanto la idea, por lo que te recomiendo que sólo escojas los colores de la película.

 

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *