¡Hazlo por ti, hazlo hoy!

Si no te cuidas tú, nadie lo hará. Es algo que se aprende con el tiempo, y a través de muchos golpes que la vida te da. Hay veces que te confías porque tienes en tu vida a personas que te procuran, que te aman y te aconsejan. Pero como dice el dicho, lo que nos entra por un oído, nos sale por el otro. Y todos nos hemos llegado a identificar con estas clásicas palabras pronunciadas por nuestros abuelos y nuestros padres, con las cuales hemos crecido, pero hasta que alcanzamos cierta edad lo comprendemos de verdad.

Desde los pasos que damos con las personas que no debemos, las sustancias que son prohibidas y muchas veces se rompen estos límites con tal de alcanzar la rebeldía, o el no tener planes alimenticios establecidos en tu vida ya sea porque te esfuerzas en seguir los estereotipos sociales que nos envuelven como celdas, o simplemente porque tu nutrición y salud no te interesan por malos hábitos o por la poca fuerza de voluntad que posees.

Estos consejos te los pueden decir una y otra vez, pero como mencionaba en un inicio, es decisión tuya solamente. Nadie puede tomar las riendas de tu vida, y recae en ti completamente. Son muchos los temas que podría tratar, y todas de igual importancia. Sin embargo, hoy quiero hablar de los planes alimenticios.

Sé que suena aburrido, pero no lo es. Te juro que no solamente es la anorexia o la bulimia que llegan a derretir las tuberías de las universidades, a corroer el, acero de tantas personas que tienen esta terrible enfermedad, y que recae en los modelos sociales solamente. También está  la obesidad, una enfermedad que ha logrado que todos los periódicos de México coincidan, el Universal, El Reforma o La jornada. Ya que todos nos cuentan lo mismo, y es que ya encabezamos las listas de los países con mayor índice de sobrepeso. ¡A nivel mundial!

Y esto último no se trata solamente de lucir una figura esbelta, o tener medidas perfectas, se trata simplemente de tener en orden tus planes alimenticios, en seguir cierto régimen que envuelva todos tus grupos. Hazlo por tu nutrición y salud, porque esto desemboca en terribles enfermedades que van arruinando tu vida y tus planes a futuro, la diabetes, por mencionar solo alguna.

Toma la decisión tú, no esperes los comentarios que tal vez nunca llegaran, porque al final tú eres quien tiene el control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *